¿Pueden los animales ser morales?

Mark Rowlands

Resumen


La distinción dicotómica entre agentes y pacientes morales está ampliamente reconocida y bien asentada en filosofía moral. Los animales, en el caso de ser considerados como poseedores de estatuto moral alguno, son, casi invariablemente, reconocidos como pacientes morales más que como agentes. La tesis principal de este artículo sostiene que
hay una tercera opción: mientras los animales son pacientes morales, en lugar de agentes morales, pueden ser también sujetos morales, donde: X es un sujeto moral si y solamente si X está, por lo menos algunas veces, motivado a actuar por consideraciones morales. Mediante una serie de argumentos, el artículo trata de mostrar que no hay obstáculo lógico o conceptual alguno que nos impida pensar en los animales como motivados por consideraciones morales, específicamente por emociones con un contenido moral identificable.

Texto completo:

PDF HTML