Ética del humor y diversidad cultural

  • Juan Carlos Siurana Universitat de València

Resumen

Entiendo el humor como la capacidad para percibir algo como gracioso, lo cual activa la emoción de la hilaridad, que se expresa a través de la sonrisa o la risa. El umbral para percibir algo como gracioso y experimentar la hilaridad puede variar de un individuo a otros, o en un mismo individuo, por diversos factores, y uno de ellos es su educación ética. La ética del humor trata de formar en el humor ético, para aprender a reír en el momento oportuno, en el grado correcto y por los motivos justificados. El humor tiene límites éticos que es importante precisar. No podemos escudarnos en la expresión "era una broma" para albergar comentarios despectivos. Tendremos que afrontar el conflicto entre proteger la libertad de expresión y proteger a aquellos que puedan ser víctimas de su mal uso. El humor puede contribuir a desarrollar una visión crítica de la propia cultura.
Publicado
2014-06-01
Sección
Actualidad de las éticas aplicadas, cinco años después. Especial número 15