Autonomía y salud reproductiva

Ma Teresa López de la Vieja de la Torre

Resumen


En el año 2013, el Informe del Parlamento Europeo sobre salud sexual y reproductiva afirmaba el derecho de las mujeres a decidir de forma responsable sobre el número de hijos. En consecuencia y en relación a los embarazos no deseados, este informe recomendaba que el aborto sea legal, seguro y accesible insistía en todos los países de la Unión. Desde el 2010, la interrupción voluntaria del embarazo está regulada en España, por la ley orgánica sobre salud sexual y reproductiva; el respeto por la autonomía y el derecho a tomar decisiones responsables son principios básicos para la educación sexual, los servicios de planificación familiar, así como para la política general sobre salud reproductiva. En conjunto, la legislación española en materia de salud considera la autonomía como un principio básico, siendo el consentimiento informado un procedimiento estándar. Sin embargo, en el 2014 el anteproyecto de ley, presentado por el gobierno, alteraba el modelo y las prioridades, al insistir en la protección de la vida del feto y en los derechos de la embarazada. El articulo llama la atención sobre un problema de coherencia, entre este punto de vista y el enfoque generalizado, nacional e internacional, de los derechos sexuales y productivos.

Texto completo:

PDF