Antes del consentimiento. Donantes vivos y roles de género

Mª Teresa López de la Vieja

Resumen


El artículo analiza algunos datos sobre la diferencia de género en la donación en vivo, para argumentar en favor de la distribución equitativa de donantes. (1) El consentimiento es básico en la donación de órganos para trasplantes. Sin embargo, los informes sobre trasplante renal son explícitos: existe desequilibrio de género. La donación en vivo salva vidas: ejemplifica el altruismo y el interés por los demás. Pero la respuesta al mensaje es diferente en mujeres y hombres. (2) Las cuestiones de género han de ser tenidas en cuenta, ya que las expectativas sociales pueden pesar sobre las preferencias individuales, tal como indica la distribución de donantes. (3) ¿Cómo abordar entonces las tasas desiguales en donación? La distribución poco equilibrada de donantes ¿es un problema de comunicación, de salud o de altruismo? Campañas recientes a favor de la donación e ideas comunes sobre diferencias en salud y en las actitudes pueden ser examinadas desde el punto de vista de género. (4) Una vez considerados los tres argumentos sobre la brecha de género (comunicación, salud y altruismo), aquí se sugiere que la solución no ha de ser disuadir a las potenciales donantes sino ir a una distribución equitativa de donantes. (5) En conclusión, la perspectiva de género es pertinente para cuestionar el desequilibrio en la donación en vivo, ya que papeles sociales e ideas convencionales sobre el “don de la vida” suelen preceder al consentimiento individual.

Texto completo:

PDF (English)

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios