Tras los monstruos de la biopolítica

  • Isabel Balza Universidad de Jaén

Resumen

En este artículo se examina la figura del monstruo, en sus dos aspectos negativo y positivo, como noción de la biopolítica. En tanto que figura negativa, el monstruo representaría al sujeto deshumanizado producido por los mecanismos de exclusión que operan en la versión destructiva de la biopolítica que deriva en tanatopolítica, y en este sentido provoca horror y abyección. Aquí me serviré de los análisis sobre la máquina antropológica (Agamben), el dispositivo de la persona (Esposito) y la detención indefinida (Butler). En tanto que figura positiva, el monstruo representaría al nuevo sujeto que tratan de articular las versiones productivas de la biopolítica, y se distinguiría por su aspecto metamórfico y posthumano, y en este sentido sería sujeto y objeto de alegría. Por último, como proyecto de biopolítica afirmativa comentaré la propuesta de Butler de pensar un nuevo modo de la comunidad política que asuma la vulnerabilidad original de los sujetos.

Biografía del autor/a

Isabel Balza, Universidad de Jaén
Profesora de Filosofía Moral
Publicado
2013-05-31