La ponderación metaargumentativa al servicio de la racionalidad evaluativa. Otra lección aristotélica

  • Paula Olmos Universidad Autónoma de Madrid

Resumen

Los desacuerdos profundos y los problemas de incompatibilidad e inconmensurabilidad entre propuestas de carácter político, en un marco de diversidad y pluralismo de valores, han llevado a algunos a considerar que los procesos deliberativos solo pueden discurrir en términos de una racionalidad instrumental. Recientemente, M. Finocchiaro ha sugerido que la metaargumentación proporciona herramientas para para intentar superar tales "desacuerdos profundos o encarnizados puntos muertos". Parece evidente que podemos calificar de metaargumentativos algunos modelos discursivos en los que se justifica una ponderación evaluativa entre argumentos. En la Retórica aristotélica, y precisamente en el marco del análisis del discurso deliberativo (genos symbouleutikon) hay plena conciencia del uso corriente de tales modelos En los capítulos 4-7 del Libro I de la Retórica, Aristóteles muestra cómo en las deliberaciones en torno a propuestas de acción colectiva se intenta muchas veces metaargumentar, sopesar las razones para elegir fines y contribuir a la decisión en torno a los mismos con nuevos criterios evaluativos.
Publicado
2016-09-30